cintomonblog

Blog de Cinto Monsech, una selección de mis intereses personales y profesionales.

Comentario del texto “El diseño al Servicio de las personas” de Elizabeth Sanders (University of Art and Design Helsinki). Traducción de Mercé Graell (DNX, Designit)

El diseño no está hoy al servicio de las personas, está al servicio de los mercados. Las empresas/marcas imponen sus tendencias, sus innovaciones y los productos que no necesitamos pero que deseamos. Es la perversión de lo aspiracional y del consumismo sin control.

El mundo de la moda ha desarrollado desde hace años estrategias basadas en la creación de marcas aspiracionales, de firmas que transmiten valores por encima de los atributos o características propias de los productos que comercializan. Sus herramientas para transmitir los mensajes al mercado responden siempre a los últimos sistemas de comunicación social, (twitter, blog, foros, revistas virtuales, aplicaciones,…). Pero también han desarrollado formulas para que los clientes puedan desarrollar no solo sus experiencias de consumo sino también implicarse en experiencias creativas (customización de prendas, diseño personalizado de calzado deportivo,…). Trabajan con sistemas de producción, distribución y logística que permiten testar continuamente el mercado, segmentarlo y personalizar la oferta por áreas geográficas o puntos de venta (Zara, Mango, H&M…). Crean estrategias de comunicación fuera de los medios especializados de los sectores donde operan para reforzar la imagen de marca (prensa económica, partenariado con marcas de otros sectores,…) y llegar a todos los segmentos objetivo. Son los precursores de la alta costura, que no es otra cosa que la personalización máxima del producto, de la participación creativa de las personas/clientes. Son un modelo estratégico que en muchos aspectos y en comparación con otras áreas del diseño, han sabido colocar a las personas y los grupos sociales en el centro del negocio.

Customización de zapatillas Munich

En un análisis de la evolución de la situación de las disciplinas del diseño, el diseño interactivo y de software son los mas cercanos actualmente a la experiencia de usuario, a la creación basada en las necesidades y preferencias de las personas. La arquitectura, el diseño industrial , el gráfico y en menor medida el diseño de moda, no han evolucionado tan rápidamente como el software y las aplicaciones informáticas en este nuevo escenario basado en la inclusión de las personas en los procesos.

Proyecto Citizen Office de Vitra

Es el momento de focalizarse en la diversidad de roles que cada individuo ocupa y de organizar las estrategias de desarrollo en base a las experiencias humanas como aprendiendo, creando, trabajando, jugando, comprando, etc. y no en la materialidad propia del objeto. En este contexto es singular la aproximación que en 1991 iniciaron Andrea Brazi, Michele de Lucchi y Etore Sottsass con el proyecto Citizen Office para Vitra , donde analizaban el entorno de la oficina desde el punto de vista del usuario que se organiza en redes sociales, ayudado por las nuevas tecnologías de la comunicación, y que se mueve de manera autónoma dentro de un gran número de modelos de oficina consideradas en términos de espacio, tiempo y tipología.

Las personas necesitan experiencias creativas porque la creatividad es innata al ser humano y su desarrollo está condicionada por los modelos educativos actuales (TED 2006 “Las escuelas matan la creatividad” Sir. Ken Robinson). El diseño no está cumpliendo con las necesidades y deseos e las personas. Estas necesidades creativas fomentan la aparición de nuevos espacios de diseño que conviven con los espacios tradicionales orientados al diseño para cubrir actividades de consumo, de posesión y uso exclusivamente, en contraposición a otros orientados a lo humano. Es el diseño al servicio de los usuarios, los adaptadores o los participantes.

Vivimos un momento en que la comunicación con las personas es extremadamente accesible, en donde los lentos y costosos modelos de prospección del Marketing tradicional han sido superados por las nuevas tecnologías que nos permiten pulsar el mercado, las personas, los usuarios, los grupos de opinión, los especialistas, etc. con una facilidad y fluidez inusitadas. La tecnología posibilita el contacto y la participación de los usuarios en los procesos creativos para obtener productos mejores, útiles, usables, deseables, reciclables o personalizables, basados en la experiencia de las personas y los colectivos.

En la vanguardia de los nuevos espacios de diseño se encuentra la co-creación donde diseñadores y personas cotidianas colaboran en los procesos de diseño y desarrollo de nuevos productos, servicios, espacios o experiencias. A través de herramientas (2D y 3D) y lenguajes específicos, las personas pueden expresar ideas, sueños, miedos y memorias que el diseñador puede traducir y aplicar creativamente en sus proyectos.

En palabras de Mercè Graell (Dnx Designit) la co-creación ofrece un lenguaje común para los stakeholders (actores en la cadena de acciones de una empresa), acelera los procesos de diseño y desarrollo, vincula los resultados con los participantes, hace que las dinámicas de trabajo sean mas eficaces, mejora la calidad de la experiencia para los usuarios y posibilita la innovación.

En el futuro/presente, los diseñadores serán los facilitadores de sistemas y herramientas en los que las personas podrán expresar su creatividad de forma abierta y colaborativa para que estos a su vez puedan desarrollar los proyectos con mayor aportación de valor a las personas y la sociedad.

En clase con Mercé Graell

Anuncios

Written by cintomonblog

2011/07/24 a 3:36 PM

Publicado en Reflections

A %d blogueros les gusta esto: